Insulina

La insulina es una hormona producida por el páncreas que permite al cuerpo transformar los alimentos en energía. Las personas con DT1 deben tomar insulina para sobrevivir porque no producen suficiente.

Hoy en día se utilizan varios tipos de insulina, y la mayoría de las personas con DT1 utilizan insulinas basales (de acción prolongada) y en bolo (de acción corta).

Terapias complementarias

Los fármacos adyuvantes son tratamientos que complementan a la insulina para lograr el control de la glucosa.

Pramlintida

La Pramlintida es un análogo sintético de la amilina que se administra mediante jeringa. Está aprobado para las personas con DT1 que utilizan insulina en las comidas y no alcanzan sus objetivos glucémicos a pesar de un tratamiento óptimo con insulina. La Pramlintida limita las fluctuaciones de glucosa después de las comidas. El tratamiento con Pramlintida también puede provocar pérdida de peso y mejoras en los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, en su forma actual, supone una carga adicional de dosificación para los usuarios.


Medicamentos para la tensión arterial y el colesterol

En la DT1, la hiperglucemia (niveles elevados de glucosa en sangre) y un control glucémico deficiente repercuten en los resultados cardiovasculares, como la tensión arterial y los niveles de colesterol. La larga duración de la enfermedad y el mayor riesgo de complicaciones microvasculares en la DT1 también contribuyen a la elevada prevalencia de enfermedades cardiovasculares en la DT1. Pueden recetarse terapias como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE, por sus siglas en inglés), los bloqueadores de los receptores de angiotensina (ARB, por sus siglas en inglés), las estatinas y otros fármacos hipolipemiantes para controlar la enfermedad cardiovascular y reducir el riesgo de complicaciones cardiovasculares.

Terapia modificadora de la enfermedad

Tzield™

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) aprobó Tzield™ (teplizumab-mzwv) en noviembre de 2022, lo que la convierte en la primera terapia modificadora de la enfermedad aprobada para retrasar la aparición de la DT1 en personas con riesgo de desarrollar la enfermedad. Los estudios han demostrado que Tzield puede retrasar la aparición de la DT1 aproximadamente 2 años.

Manejo diario de la DT1

Controlar la diabetes tipo 1 implica tres pasos principales: chequear la glucosa en sangre, administrar insulina y contar los carbohidratos.


Monitorear la glucosa en sangre es una parte fundamental de la vida con DT1, y puede hacerse mediante un glucómetro o un monitor continuo de glucosa (MCG).


Hay cuatro métodos principales para administrar insulina: inyecciones con jeringuilla o pluma, inhalador, bomba de insulina o sistema de páncreas artificial/sistema automatizado de administración de insulina.


Las personas con DT1 deben equilibrar la cantidad de carbohidratos que consumen con la dosis adecuada de insulina.

Más información sobre conceptos básicos de la DT1

La ciencia detrás de la DT1

Factores desencadenantes del inicio asociados a la DT1

Pruebas y otros factores que conducen a un diagnóstico de DT1